GARANTÍAS

 

GARANTÍA GENERAL.

Para la aplicación de la garantía prevista en el Texto Refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, y sin perjuicio de la facultad de La Tienda de comprobar los defectos, su origen y el momento de su aparición, el Cliente deberá solicitar la recogida del Producto defectuoso en el plazo máximo de dos meses desde la constatación del defecto, debiendo informar a La Tienda por escrito de la naturaleza del problema, el momento y las condiciones de su aparición. Excepción hecha de los productos perecederos en cuyo caso este plazo se reduce a un mes.

  

GARANTÍAS DE CALIDAD DE LOS PRODUCTOS IBÉRICOS.

Todos los Productos Ibéricos de La tienda indican fecha de consumo preferente y las condiciones necesarias para su adecuada conservación, por lo que le recomendamos que observe estas recomendaciones.

Todos los Productos han sido sometidos a un cuidadoso control de calidad, y salen al mercado según los estándares homologados por la marca. No se considerarán defectos del producto opiniones personales sobre el punto de sal o el de curación, así como consideraciones estéticas de la pieza.

Si el Cliente considera que un Producto Ibérico no se encuentra en condiciones adecuadas de consumo, deberá ponerse en contacto con el Servicio de Atención al Cliente en el menor plazo posible, a través de https://www.tiendaosborne.es/, mediante correo electrónico a la dirección ayuda@tiendaosborne.es o mediante llamada telefónica al número 900 525 814 para comunicar la naturaleza del problema, el momento y las condiciones de su aparición.

Para la aplicación de la garantía de calidad, y sin perjuicio de la facultad de La Tienda de comprobar los defectos, su origen y el momento de su aparición, el Cliente deberá solicitar la recogida del Producto defectuoso en el plazo máximo de un mes desde la recepción del Producto Ibérico o inmediatamente después de la constatación del defecto.

En el caso de los jamones y paletas, en ningún caso se aceptarán reclamaciones sobre piezas que no conserven el 80% de su peso original.

Si La Tienda comprueba que, efectivamente, el Producto Ibérico no estaba en buenas condiciones y esto no fuere imputable al Cliente (particularmente a unas inadecuadas condiciones de conservación), La Tienda se responsabilizará de realizar la sustitución del mismo, sin ningún gasto para el Cliente.

Si La Tienda comprueba que el defecto sobre el que verse la reclamación se debe a causa imputable al Cliente o que está en buenas condiciones, se reenviará el Producto al Cliente quien deberá hacerse cargo de los gastos de recogida, devolución y reenvío.